TLACOCHAHUAYA

0

FOTOGRAFIA: Pedro Antonio Ricárdez Vela

TEXTO: Tomado del pizarrón informativo de la entrada de  la iglesia que al pie dice Gobierno del Estado, Dirección General de educación y bienestar social SAHOP-1980

Tlacochahuaya “Lugar Humedo”Tlacochahuaya22

Entre los pueblos importantes del Valle Oriental de Oaxaca sobre sale éste de San Jerónimo Tlacochahuaya, que se sabe fué fundado por el guerrero Cochicachua “el que pelea en la noche” después de vencer a sus enemigos.

Aquí tuvo lugar el casamiento de un hijo del Rey Cosijoeza, con una hermosa doncella, hija del Señor principal de la población, cuenta la historia que durante la ceremonia se suscitó una riña y en ella pereció el novio.

A la llegada de los españoles, Tlacochahuaya fué entregada en encomienda a Don Gaspar Calderón quien lo conservó durante cinco vidas, después de las cuales pasó a poder de la corona.

Este templo y convento se empezó a construir a medidos del siglo XVI bajo la vigilancia de Fray Jordán  de Santa  Catalina quien debido a su espiritu austero y penitente, no quiso que se edificara una obra portentosa, si no una casa de observación donde los dominicos pudieran guardar la ley para la santificación del alma. A esto de debió su construcción sencilla un tanto lobrega con celdas bajas, estrechas, oscuras y apartada del camino real para alejarla de la tentación mundana, es decir, a imitación de los primeros anacoretas cristianos que prefirieron vivir en grutas y cuevas.

Tlacochahuaya fué vicaria y cabecera de doctrina, sus fundadores dominicos le pusieron bajo el patrocinio de San Jeronimo “Blasón de penitencia y patrón de la vida eremítica”

Sus hermosos altares son de estilo plateresco, con imagenes de incomparable belleza entre los que sobresalen: La Virgen del Rosario, El Descendimiento, María y el niño y el Arcangel Gabriel.

Digno de admiración es el San Jerónimo del pintor indigena Juan de Arrué de quien dice el mas notable de los historiadores oaxaqueños Francisco de Burgoa: que aunque no hubiera pintado otra cosa bastará el cuadro de San Jerónimo para hacerle celebre en el mundo. Efectivamente, esta obra puede compararse con las mejores que embellecen el Escorial y San Pedro en Roma. Entre las esculturas se encuentra un padre eterno que sostiene entre sus manos un Cristo Crucificado.

Tlacochahuaya15

Aqui consumió veinticinco de sus cien años de vida Fray Juan de Córdoba, de quien se dice, jamás tocó moneda alguna, usaba zapatos solo para decir misa y era considerado un santo. A el se debe el primer diccionario en lengua zapoteca.

A pricipios del siglo XVII se pusieron los cimientos de un nuevo convento que quedo inconcluso, decoración interna asi como la fachada es obra exclusiva de nuetros artistas indigenas.

Oh San Jerónimo, que en tu vida mortal, como buen Samaritano,

has asistido con amor de padre a toda persona enferma de alma o cuerpo,

socorre con tus oraciones y con tu paternal intercesión a todos nuestros hermanos enfermos,

dándoles la fuerza y el valor necesario para aceptar y vivir en la fe este momento de dolor,

y para que puedan verse pronto libres de la enfermedad;

y, recuperada la paz y la salud, puedan alabarte en tu templo Gloria al Padre…

Fragmento de la oración a San Jerónimo.

La cita es en San Jeronimo Tlacochahuaya ubicada al sureste de la Ciudad de Oaxaca, a 23 km. por la carretera federal con destino al Istmo de Tehuantepec. desvíese a la derecha en el entronque a la población, aproximadamente en el km. 22 de la carretera federal 190. 

¡Te encantará!!!

Compartir el Artículo.

Deja un comentario