SAN PABLO CUATRO VENADOS

0

Texto: Claudia Díaz Jiménez

Fotografía: Pedro Antonio Ricárdez Vela

4 venados03

Se funda en 1588, procedentes de San Miguel Peras, toma el nombre de San Pablo como patrono del pueblo y Cuatro Venados que originalmente eran “Cuatro Allegados” porque eran cuatro familias que llegaron a este lugar, más adelante aparecieron cuatro venados en este sitio por lo que decidieron adoptar este nombre (dato tomado de la enciclopedia del inafed). Su fiesta patronal es el 29 de junio y el 07 de octubre en honor a la Virgen del Rosario.

4 venados09

Visitar San Pablo Cuatro Venados es disfrutar de increíbles paisajes, lugares llenos de encanto donde el olor de los pinos invade los sentidos, al estar ahí, puedes realizar una caminata por los senderos del bosque y observar flores como el agapando, los lirios, árboles de manzanita, alcatraces, azucenas y distintos animales como el conejo, el venado entre otros, también puedes disfrutar del rio, pero, el principal atractivo del lugar es la cascada de 30 metros de altura llamada “La Reina” y pude apreciarse en dos niveles, casi a la mitad de la casada hay un espacio para detenerse y apreciar su belleza y al final del trayecto donde la puedes admirar sobre un puente colgante o hamaca.

4 venados12

La comunidad cuenta con cabañas construidas de adobe y servicio de comida, se sirve principalmente la trucha, también puedes consumir el pan de la región, uno de sus principales ingredientes es el anís, lo que le da un sabor muy agradable.

Layu agradece la hospitalidad de la familia Martínez Miguel quien nos recibió amablemente y nos permitió disfrutar de ese maravilloso lugar.

AL bosque mío entro con raíces,
con mi fecundidad:

De dónde vienes?, me pregunta
una hoja verde y ancha como un mapa.
Yo no respondo.

Allí es húmedo el terreno
y mis botas se clavan, buscan algo,
golpean para que abran,
pero la tierra calla.

Callará hasta que yo comience a ser
substancia muerta y viva, enredadera,
feroz tronco del árbol erizado
o copa temblorosa.

Calla la tierra para que no sepan
sus nombres diferentes, ni su extendido idioma,
calla porque trabaja
recibiendo y naciendo:
cuanto muere recoge
como una anciana hambrienta:
todo se pudre en ella,
hasta la sombra,
el rayo,
los duros esqueletos,
el agua, la ceniza,
todo se une al rocío,
a la negra llovizna
de la selva….

Fragmento del poema El cazador en el bosque, del poeta Pablo Neruda.

La cita es en San Pablo Cuatro Venados Zaachila, a una hora y cuarto aproximadamente de la Ciudad de Oaxaca. ¡Te encantará!

Compartir el Artículo.

Deja un comentario