RAÚL SORUCO. ESPÍRITU DEL TIEMPO.

0

Texto: Claudia Díaz Jiménez.

Fotografía: Pedro Antonio Ricárdez Vela.

El Maestro en su espacio.

El Maestro en su espacio.

Preparando un lienzo, cuando estoy imbuido en la técnica de cómo preparar y los materiales que voy a usar…

Raúl Soruco nace en Cochabamba, Bolivia en 1952 y desde muy temprana edad inicia su formación en un taller de dibujo.

me siento frente a la tela, papel o placa que pueden ser muy grandes o muy pequeñas…

Más tarde toma diversos cursos y talleres de artes plásticas en Bolivia y Brasil.

No se si pasa el tiempo, lo que si se, es que las agujas del reloj dan muchas vueltas o la luna sale y el sol se mete no sé cuantas veces…

Posteriormente cursa la carrera en la Facultad de Artes de San Andrés en la Paz Bolivia.

Yo sigo sentado frente al lienzo, en cualquier momento alzo un bote de pintura y lo dejo, sigo mirando…

Se dedica temporalmente a la escultura y funda con el maestro Vargas el taller de grabado de dicha facultad.

Sigo sentado observando, en esos momentos estoy ausente, no tolero ni la música, ni las sombras…

Toma cursos de litografía en la universidad de Brasil y se especializa en el taller de grabado “Leda Watson”.

Es algo igual a la meditación o una conversación con los dioses…

Viaja a la ciudad de México en 1981 donde crea su propio taller con apoyo el maestro José Sánchez y la maestra Isabel Beteta.

La verdad es que no pienso en nada o en muchas cosas, vuelvo a tomar el bote de pintura y remojo el pincel…

Adquiere con los años y el trabajo continuo con centenares de artistas, una vastísima experiencia como impresor de diversas técnicas graficas.

Sigo pensando, me siento y me paro, el sol se mete..

Su taller Grafica Soruco es considerada uno de los talleres mas importantes de latino américa.

Observo en lo que una gota de pintura cae descuidadamente al piso y de ahí sale una especie de humo que invade la habitación, que mancha hasta la luna…

En 1992 traslada su taller a Oaxaca por invitación del maestro Francisco Toledo, donde trabaja con importantes pintores del lugar y extranjeros.

Y sin darme cuenta ya estoy pintando una mancha, que si bien no tiene importancia en el resultado de la obra…

En el año 2000 concentra su trabajo en su taller, retoma la pintura artística dedicándose a su propia obra, realizando a través de su trayectoria mas de cincuenta exhibiciones individuales y colectivas.

Es el cuadro en si, es la creación o el espíritu de mi obra.

Su obra forma parte de diversas colecciones privadas y museos de México y otros países.

 

Actualmente Raúl Soruco presenta su nueva exposición pictórica “Espíritus del tiempo” en el Museo de los Pintores Oaxaqueños (MUPO) el 27 de Marzo del 2015 a las 19 hrs.

Gratamente Layu les comparte parte de la entrevista que tuvimos con él ,sobre ésta, su más reciente exposición.

¿De donde surge el nombre de tu exposición, porque Espíritus del tiempo?

El tiempo para mi ha sido muy importante, que puede ser muy corto o muy largo y es lo que estoy buscando, pero no tiene que ver, es un titulo que le pongo a la obra , agrupo toda la obra con ese título.

Yo considero que el tiempo es como un fotógrafo, cuando toma la foto de un salto de un caballo , lo importante es cuando el caballo esta quieto arriba, seguramente una décima de segundo y tarda en subir y estar arriba, ese es el tiempo, entre el ayer y el hoy.

¿Y el tema del espíritu? ¿por qué espíritus?

El espíritu es como la esencia de la vida, que es lo que somos nosotros, es como darle vida al tiempo.

En tus cuadros utilizas colores intensos ¿tiene para ti algún significado especial?

El color es muy importante para mí, siempre he buscado en mi paleta, los colores que no se ven, pero se sienten, tu puedes ver un cuadro blanco, por ejemplo y ves por detrás de ese blanco, no lo ves, pero sientes otros colores. Algunas personas que tienen un cuadro mío y me dicen, oye, de repente, es que me paro por la mañana y lo veo verde y eso es lo que busco, tratar de tener colores que tengan vida , no el color estático y a veces me tardo mucho tiempo en trabajar un cuadro porque estoy buscando o logrando eso, que sea significativo, mi obra, por ejemplo, es de un solo color, un rojo, el rojo en si no tiene mayor chiste, pero yo tardo meses en trabajar ese rojo, eso es para mi el color en si, yo no creo que sea un colorista muy basto, es más, soy monocromático generalmente, pero este mono cromatismo tiene una esencia, tiene vida, eso es lo que trato de hacer.

¿Cómo logras esa esencia, esa sensación en tus cuadros, es a través de la textura o como?

Yo soy un pintor que utilizo bastante la textura, pero hay cuadros, por ejemplo, que no es que tengan una textura, tienen esa sensación. Alguna vez he tratado de trabajar un cuadro sin ese color y es un cuadro frío y tengo que trabajarlo mucho tiempo, si tu vas a la exposición, verás un cuadro y si vuelves al día siguiente o más tarde, verás otro color, bueno, espero, ese es le propósito de mi obra.

La textura es importante para mì.

La textura es importante para mì.

¿Qué pueden esperar los espectadores de tu obra?

Yo no sé, ha habido muchos comentarios, incluso han habido veces, que he dejado un cuaderno y entre las opiniones, he encontrado desde no me gusta la obra, que tiene que ver esto, y me quedo medio frío con esa opinión, pero   de repente me han dicho cosas bastante interesantes como: tu obra me sirve para la vida, una cosa muy bonita, por ejemplo, que me acuerdo que me dijo una señora que me compró un cuadro, me escribió una carta, en ella decía que murió su hijo y que la única forma de encontrar paz para ella, era cuando estaba frente a un cuadro mío, eso es muy bonito, porque te llena, te da, entiendes que es para algo tu obra, incluso en mi anterior exposición, hice una mesa redonda y traté de encontrar un crítico que si le gustara mi obra y un crítico que no le gustara y es muy difícil porque generalmente la gente no está acostumbrada a decir: no me gusta lo que estás haciendo, pero fue bastante interesante, se lograron cosas, se dijeron cosas, ojalá que a la gente le mueva un poco, para poder vivir esta época tan dura que estamos viviendo.

Yo trato de no pintar para vender, hay pintores que pintan para vender y los respeto mucho, pero mi obra no es para eso, no es para decorar casas y demás, que de repente pueden usarse para eso, pero, generalmente, mi obra llega ser para el interior de cada persona.

Yo no soy un pintor que en las galerías le busquen mucho y vengan de todas partes, yo no soy así, quisiera serlo, pero no soy así, mi obra es más para el interior de cada uno.

Ganas de vivir.

Ganas de vivir.

¿Es para despertar las ganas de vivir o de sentir? sí.

Me gusta mucho esto que dices de tu obra, esto de que a la gente le despierte las ganas de vivir, las ganas de sentir algo, cuantas veces vive uno en la monotonía o en la costumbre, o simplemente vives por vivir sin tener esta parte de despertar la intensidad de las cosas, de vivir con intensidad la alegría, o vivir con intensidad la tristeza, o de vivir con intensidad, no sé, cualquier cosa, y si de repente un cuadro, un color, una forma te lo despierta, ha de ser maravilloso, ha de ser precioso.

Si, esa es la búsqueda de mi obra, de repente yo me siento en mi taller y pinto el cuadro en la mesa, lo que me tardo en observar el cuadro pueden ser días, estoy sentado enfrente al cuadro, la parte física de pintar la obra pueden ser de vez en cuando, muy esporádicamente, pero lo que me tardo, en observar el cuadro, es más importante para mí y llego a observar el cuadro y logro de repente una sensación que yo me la doy, a mi me ha pasado de repente que llevo un cuadro a una galería y lo cuelgo y digo este cuadro no esta terminado y me lo traigo de regreso hasta aquí, y como tu verás, no son chicos, trasladarlo es complicado, pero eso es lo que hago, ahora, de repente la obra esta terminada, me interesa mucho, estoy felíz con la obra, paso a otro cuadro y ya no me interesa el proyecto anterior me interesa lo que estoy haciendo ahorita.

¿Qué lo motivó a realizar los cuadros de esta exposición?

Yo creo que ya lo dije un poco, no es que ya tenga un proyecto en sí, es que la parte social, política, económica, me afecta mucho, como a todos y no puedo dejarla a un lado, de repente, escuchamos la noticia de un temblor o lo que sea y aunque no quiera eso influye en mi trabajo, quizá eso me motiva un poco a hacerlo, porque cambia la obra de un día para otro o el color, el color para mi es la vida.

Me siento bien en México.

Me siento bien en México.

¿Cómo ha influido México y en particular Oaxaca en tu pintura?

Mi pintura esta influida por la vida misma, México me ha dado mucho, me ha dado una experiencia impresionante, cuando yo tenía el taller, trabajé codo a codo con muchos pintores de nombre, de renombre, anónimos y buenos pintores y malos pintores, yo trabajé con ellos, porque yo, como director del taller, era una persona que podía estar, meterme un poco en la elaboración de la grafica que hacíamos, entonces, cada uno me ha influido de una manera diferente y de una manera importante.

Una cosa que también influyó demasiado es el color, yo incluso trabajo con el color de Tamayo, entonces son cosas que han dejado huella en mi pintura, esa es la parte de la pintura, pero una cosa que me ha dado mucho, es la parte social, yo viví en diferentes países y siempre me sentí extranjero y cuando llegué a México, me sentí en mi casa, desde que me bajé del avión me sentí así, eso me dio mucho. La parte de la gastronomía por ejemplo es sensacional, de las cosas que más me gusta a parte de pintar es la gastronomía y la jardinería, desde los colores, las texturas, y todo eso, ha aportado un poco a mi obra.

 ¿Qué tiempo te metiste a trabajar para la exposición?

Es que yo no pinto para la exposición, de lo que pinto, de repente, me gusta una serie para una exposición, yo pasé una cirugía bastante fuerte, entonces, yo no tenia fuerzas, así que, cuando me dan el museo, decidí pintar cosas chiquitas, un amigo pintor me sugirió pintar en el piso, con escobas, y es que la exposición en un museo no es cualquier cosa, entonces comencé a trabajar, a ganar más fuerza, comencé con bastidores de 1.30 x 1.62, los del piso me gustaron mucho, los puse en la pared y ya no me gustaron, entonces en mi exposición hay mucha obra que está en el piso, estoy logrando cosas diferentes con esto que es muy raro, es que el piso es lo que te detiene, la energía además te jala y tu te asientas en él, hay gente que lo ve muy mal porque lo pisas, pero, yo creo, que es muy importante, de donde es uno, de un lugar donde pisas.

Otra de las cosas que trabajé, que también es raro, es que metí mucho grafito a mi pintura, ya verán en mi exposición ese negro que es muy profundo, incluso trabajé en un cuadro blanco que abajo tiene unos cuartitos y todos los cuartitos son a lápiz.

 ¿Qué pintores de Oaxaca te gustan?

Me gusta mucho José Villalobos, Me gusta Toledo más como dibujante o como grabador, me gusta Olguín, Demián Flores y me gusta mucho ahora los que están empezando, los que están pintando en las paredes. Leyva también me gusta.

 La Entrevista siguió entre anécdotas, reflexiones, risas y recuerdos, en un corredor maravilloso lleno de plantas, sonidos de pájaros , la frescura del adobe y la calidez de Raúl Soruco, un pintor que despierta a través de sus pinturas, las emociones mas profundas, aquellas emociones que como espíritus del tiempo, dormidos, despiertan y deambulan disfrazados de color, forma y textura, que te tocan, te atrapan, te contagian y el hacen despertar las ganas de vivir, de sentir, de vibrar…

 La cita es en la Ciudad de Oaxaca en el MUPO, Museo de los Pintores Oaxaqueños, ubicada en la calle de Independencia núm. 607, a las 19:00 hrs (7 de la noche) en el Centro Histórico, la exposición estará del 27 marzo al 03 de mayo 2015. No te la puedes perder.

La biografía y el fragmento del texto “A fuerza de tanto pintar mi alma se ha convertido en color “ de autoría del pintor fueron tomados de la pagina raulsoruco.com

 

 

Compartir el Artículo.

Deja un comentario