MUSEO BELBER JIMENEZ

0

Texto Claudia Díaz Jiménez

Fotografía: Pedro Antonio Ricárdez Vela

 

Layu realizó una visita al Museo Belber Jiménez, y el diseñador Federico Jiménez Caballero amablemente nos dio un recorrido por este increíble lugar.

-“El museo se abrió hace 10 años”- nos comenta- “hace mucho tiempo, cuando salimos de Tututepec y llegamos a Oaxaca partimos de cero y con este museo queremos darle a Oaxaca algo en nombre de las personas que nos ayudaron a llegar a este nivel, que creyeron en nosotros y nos ayudaron. Mi esposa y yo creemos que esta es una contribución muy importante para beneficiar a Oaxaca y ojalá que Oaxaca lo siga conservando y lo cuide porque es una colección extraordinaria que ningún museo la tiene y les va a contar la historia de la joyería mexicana, como yo soy diseñador, me intereso mucho por la joyería y la historia de la artesanía mexicana y de los trajes regionales del país, tuvimos suerte de encontrar este lugar hace años y la oportunidad de comprarlo”-.

El primer espacio que nos mostró es lo que próximamente será una biblioteca infantil -“este espacio esta en proceso de armado”- nos dice -“pero ya se tienen los libros”

El recorrido por las salas  inicia  con la muestra de piezas arqueológicas encontradas en el pueblo de Tututepec -“Son piezas encontradas en el barrio donde yo vivo” nos comenta -hay algunas con turquesa, concha, cascabeles de cobre, collares de concha, esto nos da la idea de las joyas precolombinas.

belber oaxaca03

Este collar (nos muestra un bellisimo collar que se encuentra en exhibicion) perteneció a mi abuela, y fué cuidado por una tía a la que le digo que, que bueno que me lo dió ahorita, si me lo hubiera dado en aquel entonces se hubiera gastado para sobrevivir.

La siguiente sala – continua- nos muestra ya, la joyería usada en la colonia – los collares son de vidrio de murano, los indigenas no conociamos el vidrio, fué una novedad y los españoles vinieron a cambiarlo por oro; tambien se empiezan a usar las cruces por supuesto que son la evangelización.

belber oaxaca17

También está la joyería indigena, porque en México los indigenas no podían usar oro, solamente plata y en muchos casos era escasa, entonces tenían que machacar monedas para sus joyas.

Después entramos a la joyería contemporanea- continua mientras avanzamos- con piezas de William Spratling cuando fué a Taxco y se interesó por la plata, en las vitrinas podemos ver los primeros diseños como el juego te té, collares, entre otros, él usaba ideas precolombinas, tros victorianos y otros totalmente de la epoca, también exhibimos textiles que él elaboró.

belber oaxaca12

El recorrido continuó por los espacios del museo, cada uno con objetos admirables, tambien pudimos apreciar zarapes, sombreros de 1850, jarrones de la fabrica Jiménez, los primeros alebrijes que se elaboraban y que actualmente han cambiado mucho, cuenta tambien con una sala donde exhibe una increible colección de trajes regionales, algunos como el traje de Choapan ya muy dificiles de conseguir.

belber oaxaca26

El recorrido por el Museo fue toda una experiencia y el diseñador una maravillosa persona que a través de las anecdotas de su vida nos hizo percibir la magia de las piezas que colecciona y que las hace unicas .

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse…

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar…

Fragmento del poema caminante no hay camino del poeta Antonio Machado.

La cita es en la Ciudad de Oaxaca en el Museo Belber Jiménez, en la calle Matamoros esquina con Tinoco y Palacios, Centro Historico. Te encantará!!!

Compartir el Artículo.

Deja un comentario