“las Muerteadas” Tradición del valle de Etla…

0

Fotos y Texto introductorio a las fotografias: Juan Carlos Reyes

Texto: Claudia Díaz Jiménez.

La muertada es una tradicional comparsa que se lleva acabo en el Valle de Etla, es una de las formas en que celebran a los muertos.

En la muertada el pueblo se organiza para disfrazarse de personajes alusivos al día de muertos, entre estos personajes esta el muerto que representa a un ser de otro mundo, el viejito que representa el conocimiento y la experiencia de la vida, el sacerdote que simboliza la bendición y la oración, la viuda, el diablo, el caporal, el cacique que significa el dinero y los bienes materiales, el ángel, la catrina, entre otros, estos disfraces son muy vistosos ya que la gente de los distintos barrios pone especial atención en sus diseños buscando tener el mejor traje.

Se reúnen el dos de noviembre por la noche en la iglesia y después de recibir la bendición del sacerdote, inician el recorrido por la principales calles del pueblo acompañados de la banda de música y los juegos pirotécnicos.

Las comparsas del valle de Etla son muy famosas y son visitadas por el turismo local, nacional e internacional, quienes disfrutan de la comparsa algunos bailando, otro tomando fotografías, unos mas solo como espectadores.

Esta tradición se celebra en los distintos barrios de Etla como Nazareno, San Agustín, San José, Guadalupe, San Sebastián por mencionar algunos barrios.

“Nadie en Jade

Nadie en oro se convertirá

En la tierra quedara guardado

Todos nos iremos

Allá, de igual modo.

Nadie quedará, conjuntamente habrá que perecer,

Nosotros iremos así a su casa.

Fragmento del poema yo lo pregunto de Nezahualcoyotl.

La cita es en el Valle de Etla el 1º y 2 de noviembre por la tarde, la programación de las muertadas en los distintos barrios tiene gran difusión una semana antes, para llegar, si vas en automóvil tomaras la carretera federal 190 saliendo de la Ciudad de Oaxaca harás un tiempo aproximado de 20 minutos. También tienes la opción del camión o taxi colectivo que sale de la central de abastos.

Texto introductorio a las fotografías:

El día más esperado del año llegó, y con él los cientos de ingeniosos disfraces confeccionados meses atrás con esmero.

En los pueblos del valle de Etla se preparan para la “muerteada”, y así poder lucir en las comparsas poniendo en alto el nombre de su barrio y quizá hasta el de su familia. En estos se contrata una banda de música de viento que recorre las calles de su zona, en donde al encontrarse tratan de imponerse en baile y música al otro; el ganador es quién logra desplazar al vecino con el fuerte sonido de las notas musicales entre gritos y brincos que realizan al bailar.

Desde las comparsas y “encuentros o topadas” surgen personajes fantásticos, de películas, y los clásicos fantasmas y catrinas que desfilan desde la tarde del 1 de noviembre hasta el mediodía del 2 recorriendo calles y plazas, el mezcal, los tamales, el mole con pollo y demás gastronomía característica de esta región, aparecen para “aguantar el frío y la desvelada”. El festejo concluye cuando el cansancio hace presa de los participantes y la población queda a la espera de que 8 días transcurran rápidamente para volver a vivir su tradición en la llamada “octava” cerrando así el ciclo de celebración de día de muertos.

Compartir el Artículo.

Deja un comentario