LA GUELAGUETZA EN SAN ANTONINO CASTILLO VELASCO.

0

Texto: Claudia Díaz Jiménez.

Fotografía: Pedro Antonio Ricardez Vela.

 Es una tarde soleada en San Antonino Castillo Velasco, su gente, como buenos anfitriones recibe cálidamente al turismo que llega, es día de fiesta, las mujeres portan orgullosas sus blusas bordadas primorosamente.

_92A4945

En el cerro de la azucena ya todo esta listo para recibir a las delegaciones invitadas a bailar, hay puestos alrededor en donde la gente disfruta de las empanadas tradicionales, también hay una gran variedad de antojitos.

El calor intenso va bajando poco a poco, es curioso ver que la gente lleva sus propias sillas y las va colocando en orden alrededor de la explanada, el cielo nos ofrece un hermoso atardecer.

De pronto, a lo lejos, se escuchan los cuetes tronar, ¡ya vienen las delegaciones! Grita un niño emocionado.

_92A4902

El convite sale de la iglesia y hace el recorrido hacia el cerro, la banda de música toca como nunca, el presidente municipal, la diosa Centeotl , el cabildo y las autoridades invitadas encabezan el convite, las delegaciones entre gritos de alegría invitan a la gente a disfrutar de este espectáculo único.

_92A4905

Después de las palabras de bienvenida, San Antonino abrió los bailables presentando la boda tradicional en donde se baila la canasta de pan, las empanadas, se rompen las ollas de barro y se baila en jarabe del valle, después Miahuatlan de Porfirio Díaz con el jarabe y los versos del guajolote, también las chinas oaxaqueñas con el fandango entre faroles y monos de calenda, el Valle Nacional presentó la fiesta tabacalera, la costa con sus sones y chilenas, Ejutla el jarabe ejuteco, también estuvo presente la danza de la pluma, los sones tradicionales del istmo, entre otros.

_92A5027

Al final la noche fue iluminada por los fuegos pirotécnicos, mientras las banda tocó alegremente y entre danzas y gritos de algarabía se invitó a la gente a continuar la fiesta con un baile y cena en la explanada del palacio municipal con grupos musicales que dicen que dura toda la noche.

 Trópico, para qué me diste

Las manos llenas de color.

Todo lo que yo toque

Se llenará de sol.

En las tardes sutiles de otras tierras

Pasaré con mis ruidos de vidrio tornasol.

Déjame un solo instante

Cambiar de clima el corazón,

Beber la penumbra de una costa desierta,

Inclinarme en silencio sobre un remoto balcón,

Ahondarme en el manto de pliegues finos,

Dispersarme en la orilla de una suave devoción,

Acariciar dulcemente las cabelleras lacias

Y escribir con un lápiz muy fino mi meditación…

Fragmento del poema Deseos del poeta Carlos Pellicer.

 La cita es en San Antonino Castillo Velasco a 29 kilómetros de la Cd. de Oaxaca yendo por la carretera 175 donde podrás disfrutar en el mes de junio de esta maravillosa fiesta, te encantará.

Compartir el Artículo.

Deja un comentario