LA DANZA DE LA PLUMA.

0

Texto: Claudia Díaz Jiménez

Fotografía: Pedro Antonio Ricárdez Vela._92A5642

Llamada también la máxima danza del Estado de Oaxaca, su origen es Azteca y también Mixteco, Cuilapan de Guerrero es considerada la cuna de ésta danza, sin embargo, en la actualidad Zaachila, San Jerónimo Tlacohahuaya, Zimatlán, Tlacolula, Santa Ana del Valle, Etla, San Martín Tilcajete, Teotitlán del Valle y San Bartolo Coyotepec, la conservan y difunden como parte de las tradiciones Oaxaqueñas, además forma parte de las llamadas danzas de la conquista.

_92A5689

En esta danza se representan dos bandos contendientes, el primero es de los españoles con Hernán Cortés como personaje principal acompañado de la Malinche, y el segundo, es el bando de los mexicas con Moctezuma como principal y la cihuapilli.

El rango que el danzante representa depende del penacho y el lugar que ocupa en el escenario también depende del rango, los reyes se ubican en las cuatro esquinas y los capitanes van en medio del conjunto.

_92A5675

En la danza se representan los pasajes de la conquista que son: El gran recibimiento de Moctezuma a Hernán Cortés, la traducción que realiza la Malinche, las batallas de ambos ejércitos, el auxilio que Moctezuma pide a los cuatro puntos cardinales, la muerte de Moctezuma y la fusión de las dos culturas, este último pasaje es representado por un baile de la Malinche y la Cihuapilli._MG_5817

La representación completa de la danza de la pluma llega a durar hasta tres dias, ya que se distribuye en 22 piezas aproximadamente en los que predominan los sones llamados el espacio, las cuadrillas y la cruz, también hay himnos y marchas, tienen además, intervalos de descanso de 30 minutos entre un pasaje y otro.

En la Guelaguetza es la danza que cierra el espectáculo.

un sauce de cristal, un chopo de agua,
un alto surtidor que el viento arquea,
un árbol bien plantado mas danzante,
un caminar de río que se curva,
avanza, retrocede, da un rodeo
y llega siempre:
un caminar tranquilo
de estrella o primavera sin premura,
agua que con los párpados cerrados
mana toda la noche profecías,
unánime presencia en oleaje,
ola tras ola hasta cubrirlo todo,
verde soberanía sin ocaso
como el deslumbramiento de las alas
cuando se abren en mitad del cielo…

Fragmento del poema Piedra de Sol del poeta Octavio Paz.

La cita es en la ciudad de Oaxaca, para disfrutar la máxima danza del Estado. Es un espectáculo digno de ser admirado.

Compartir el Artículo.

Deja un comentario