EL CRISTO GRANDE DE TEOTITLAN DEL VALLE

3

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto: Claudia Díaz Jiménez.

Fotografía: Pedro Antonio Ricárdez Vela.

_92A9029

Esta historia ha sido transmitida de generación en generación hasta la actualidad y cuenta que en la casa de un matrimonio de edad avanzada tocaron en repetidas ocasiones la puerta, el señor en todas las ocasiones acudió sin hallar respuesta, extrañados decidieron no hacer caso, sin embargo al poco tiempo empezaron a escuchar un silbido, en esta ocasión decidieron salir los dos para ver que pasaba, fue entonces cuando encontraron al pie de un árbol un Cristo, de inmediato decidieron llevarlo a la iglesia para que el padre se encargara de bendecir la imagen e incluso hacerle una misa, sin embargo al regresar a su casa, para su sorpresa la imagen se encontraba nuevamente ahí, extrañados decidieron llevar la imagen a la iglesia, pero el Cristo nuevamente aparecía en su casa, esto sucedió en varias ocasiones, así que se decidió hacer una capilla para la imagen en casa de este matrimonio.

_92A9044

Pero los sucesos no terminaron ahí, con el tiempo el Cristo fue creciendo milagrosamente, cambiándole varias veces la cruz, actualmente ocupa una cruz de aproximadamente dos metros, muchas familias no solo del lugar, también de otros estados o países acuden a la capilla ya que es un Cristo milagroso.

No me mueve Dios, para quererte

El cielo que me tienes prometido,

Ni me mueve el infierno tan temido

Para dejar por eso de ofenderte.

¡Tu me mueves Señor! Muéveme el verte

clavado en una cruz y encarnecido;

muéveme ver tu cuerpo tan herido;

muéveme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme en fin, tu amor, y en tal manera

Que aunque no hubiera cielo, yo te amara,

Y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,

Pues aunque lo que espero no espera,

Lo mismo que te quiero te quisiera.

Soneto a Cristo crucificado (Texto completo) Anónimo Español- siglo XVI.

La cita es en Teotitlan del Valle, perteneciente al distrito de Tlacolula y ubicado a 31 kilómetros de la Ciudad de Oaxaca (30 minutos), si viajas en transporte público puedes optar por un autobús o taxi colectivo que te llevara a la desviación a Teotitlan, ahí puedes abordar un segundo taxi colectivo que te llevara a la población. Si vas en vehículo particular toma la carretera transistmica que conduce al Istmo Tehuantepec unos kilómetros antes de Tlacolula se encuentra una salida a la derecha para detenerse a cruzar la carretera, hay letreros que indican la entrada. No te lo puedes perder, te encantará.

Compartir el Artículo.

3 comentarios

  1. Las fotos están hermosas y la referencia de los hechos milagrosos de tan hermoso Cristo hacen de este hermoso lugar un lugar enigmático y mágico al que me encantara conocer pronto! Felicidades a claudia y a Pedro y desde luego a LAYU!!!!!

Deja un comentario