BLUSA DE CHAQUIRA DE LA COSTA OAXAQUEÑA

0

Texto:  Claudia Díaz Jiménez

Fotografía: Pedro Antonio Ricárdez Vela

Layu en esta ocasión  tuvo el gusto de entrevistar  a la artesana Leticia Ramírez Robles, quién a través de su trabajo  nos muestra la belleza de las blusas de chaquira, bordados realizados en cuadrillé que plasman la flora y la fauna de la Costa Oaxaqueña._MG_1315

La Costa es una región que se encuentra al sur del Estado y colinda con el Océano Pacifico y la región Sierra Sur, la conforman tres distritos Jamiltepec, Juquila y Pochutla.

La blusa tradicional de Pinotepa – nos comparte Leticia –  lleva fondo negro y flores rojas y tiene que venir la figura del pavo real y el cántaro , es lo que te aceptan en el baile, ahorita ya se usa el contraste de tonos pero originalmente eran así.

Realizar el bordado es laborioso – continúa – es como bordar punto de cruz, cuadrillé, yo aprendí cuando era niña, en la primaria, ahorita estoy bordando unas tiras para ponerle a una camisa.

_MG_1301

Y mientras nos muestra la técnica de bordado nos comenta – Una blusa bordada se lleva, dedicándose de lleno como mes o mes y medio, el precio esta entre mil y mil doscientos aproximadamente por ser un trabajo muy laborioso que cansa la vista y la espalda.

 Nos enseña los diferentes tipos de blusas y sigue – Por ejemplo, la blusa de Jamiltepec tiene un trabajo distinto, el bordado muy pocas personas lo realizan, ya que lleva un plisado con la tela y se le va metiendo la chaquira para ir formando la figura, los botones, las hojas y la flor, a diferencia de la blusa de Pinotepa que lleva el bordado todo relleno, ésta viene unicamente con el bordado de las hojas y la flor, no viene rellena y la de San Pedro Tututepec es rellena pero a diferencia de la de Pinotepa es escotada, sin manga.

_MG_1309

Me pueden encontrar en los tianguis- finaliza – en el de el Infornavit, los sábados en el tianguis de cinco señores y los viernes en el que se pone en el polideportivo.

Nos retiramos contentos y agradecidos de conocer este impresionante trabajo y orgullosos de saber que forma parte de los tesoros artesanales que ofrece el Estado de Oaxaca.

Unos tejían redes.

Otros hacían cántaros.

La vida, en aquel pueblo,

obedecía en todo al lago amargo

que le daba su nombre y su destino.

Y, para detenerlo, eran las redes.

se bebía tan sólo agua de lluvia.

Y  para conservarla, eran los cántaros.

Por eso,

a través de los meses,

unos tejían redes,

y de padres a hijos, sin descanso,

otros hacían cántaros …

Fragmento del poema ¿Sueño? del poeta Jaime Torres Bodet.

La cita es en Oaxaca para conocer dentro de su riqueza artesanal, estas increíbles blusas de chaquira cuyos bordados te encantarán.

 

Compartir el Artículo.

Deja un comentario